Opel Mokka, en la variedad está el gusto

Compartir en:

El Opel Mokka regresa como un producto propio, completamente nuevo y con un enfoque ligeramente distinto. Este vehículo, aterrizado en el mercado en el 2012, cambió su nombre cuatro años más tarde; al transformarse en MOkka X. Sin embargo, tras la alianza el pasado año con PSA, los franceses decidieron cesar su producción y acabar con la herencia de General Motors.

Claves en sus distintas versiones

Existen versiones gasolina, diésel, híbridas y una variante 100% eléctrica. Este nuevo modelo, enfocado a una conducción urbana, presenta una distancia entre ejes ligeramente más larga (+2 mm) que la anterior, pero su carrocería es muy diferente. El nuevo Mokka es 12,5 cm más corto que el anterior. Su habitáculo ofrece cinco plazas y un maletero de hasta 350 litros.

Este Mokka 2021 mide 4,15 metros de largo por 1,79 de ancho y 1,53 de alto. Su distancia de ejes es de 2,55 metros y la carrocería presenta un coeficiente aerodinámico de 0,32 CX. El peso declarado en orden de marcha de su variante de gasolina más básica –con motor 1.2 de 100 caballos–, es de 1.270 kilos y la marca asegura que ha ahorrado hasta 120 kg en comparación con la generación anterior, y mejorando la rigidez, al mismo tiempo.

Opel apuesta por un acabado de corte deportivo GSi Line, con elementos estéticos específicos. Su interior resulta totalmente digital pero sin funcionalidades superfluas. Incorpora un panel de instrumentos alargado en la horizontal que integra dos pantallas.

Variaciones de diseño: Opel Vizor y Pure Panel

El nuevo Mokka es también el primer modelo que muestra el frontal Opel Vizor. Se basa en un módulo que enmarca horizontalmente enseñas de la marca, como el led IntelliLux de última generación. En el interior se mantiene la misma filosofía con el Pure Panel. Dos pantallas anchas de hasta 10 y 12 pulgadas, con la pantalla central empujada hacia el conductor. El Pure Panel proporciona las últimas tecnologías y la información más importante para el conductor. Las distracciones se han eliminado. El diseño de la consola central también se ha estilizado. Gracias al freno de estacionamiento eléctrico, así como a la nueva palanca de cambios también eléctrica, ningún elemento sobresale. Todos los controles y módulos están integrados.

Tecnología punta

Se incluyen sistemas de ayuda a la conducción como el ACC (Advanced Cruise Control), que con la función stop and go permite una alta dosis de conducción automatizada. El sistema de iluminación ofrece tecnología punta gracias al sistema IntelliLux LED adaptable y por lo tanto libre de deslumbramiento, con 14 elementos. El motor eléctrico entrega 136 CV y 260 Nm de par. El conductor puede elegir entre tres modos de conducción –Normal, Eco y Sport– en función de sus preferencias. La velocidad máxima está limitada a 150 km/h para preservar la energía almacenada en la batería de 50 kWh y la autonomía. Un sistema de carga rápida de 100 kW DC permite cargar el 80% de la batería en solo 30 minutos es un equipo estándar

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.