Nuevo Mercedes Benz Generation EQ

Compartir en:

Mercedes-Benz anuncia con Generation EQ el comienzo de una nueva era de la movilidad y una ofensiva en el mercado de los automóviles eléctricos. Su forma básica monolítica conjuga los genes de un SUV con el carácter dinámico de un coupé y con una zaga que reproduce los rasgos de un Shooting Brake.

Mercedes-Benz anuncia con Generation EQ el comienzo de una nueva era de la movilidad y una ofensiva en el mercado de los automóviles eléctricos. Su forma básica monolítica conjuga los genes de un SUV con el carácter dinámico de un coupé y con una zaga que reproduce los rasgos de un Shooting Brake. El habitáculo bajo y estilizado es la clave de sus proporciones puristas y vigorosas. Los rasgos de la nueva generación de vehículos eléctricos se aprecian en la suave transición entre el capó negro brillante, el parabrisas y el techo panorámico tintado oscuro, que crea un atractivo contraste con la pintura que la marca denomina Alubeam plata. El cuerpo de la carrocería con juntas apenas perceptibles, limpiaparabrisas ocultos, cámaras en vez de retrovisores exteriores y la renuncia a manillas convencionales en las puertas contribuyen a subrayar la silueta dinámica y estilizada. El resultado es una armónica unión de SUV y coupé con una baja resistencia aerodinámica. Los rasgos nítidos de la vista lateral, los hombros anchos y grandes llantas de aleación de 21” generan dinamismo, aún antes de arrancar el motor.

Como es natural, el Generation EQ está equipado también con los sistemas de asistencia a la conducción más recientes de Mercedes-Benz. Gracias al material cartográfico de alta precisión de Here, los sistemas de EQ conocen entre otros datos el radio exacto de las curvas de la carretera y la ubicación y las dimensiones de una rotonda. Esto permite al vehículo regular automáticamente la velocidad y el dinamismo, lo que aumenta el confort y facilita la tarea del conductor. Pero los ingenieros dan un paso más. El prototipo dispone de la llamada tecnología Car-to-X, con la que puede intercambiar información con la infraestructura y con otros vehículos. Con ello se crea la base ideal para una serie de funciones nuevas de asistencia que completan los sistemas actuales y que suponen un paso adicional en la vía que lleva a un tráfico sin accidentes. Asimismo, otra función destacada será la vista urbana en 3D de gran detalle y un diseño vanguardista que reduce la complejidad visual durante la marcha. Permitiendo al conductor ver solamente los edificios y las informaciones relevantes para la navegación.

El Generation EQ es un vehículo de altas prestaciones gracias a sus dos motores eléctricos (uno en el eje delantero y otro en el eje trasero) y su batería integrada en el piso del vehículo. La base de su elevado dinamismo y su gran seguridad es la tracción integral eléctrica con distribución variable del par entre los dos ejes. También contribuye a ello la disposición de la batería a baja altura en el piso del vehículo, entre los dos ejes. Un total de 300 Kw en la versión más potente del equipo de propulsión y un par motor máximo de hasta 700 Nm permiten al Generation EQ acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. En combinación con la gestión inteligente de propulsión de Mercedes-Benz, Generation EQ alcanzará una autonomía de hasta 500 kilómetros.

Este coche se beneficia de las tecnologías de carga de la nueva generación. El vehículo puede cargarse en el propio garaje, por inducción o conectándolo a un wallbox, y está también preparado para la carga rápida. En el futuro, los acumuladores de energía de Mercedes-Benz podrán configurar una simbiosis ideal con los sistemas inalámbricos de carga por inducción o con un wallbox.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.