Mercedes-Benz Clase S y sus nuevos 4 motores

Compartir en:

Mercedes-Benz ha dado a conocer cuatro nuevos propulsores que harán su debut en el facelift del Clase S que saldrá al mercado en 2017.

Estos nuevos motores disponen de una estructura de 500cc por cilindro y son un ocho cilindros en V, un cuatro cilindros, y dos seis cilindros en línea. Sus principales caracteristicas son reducir el consumo y las emisiones al mismo tiempo que mejoran el desempeño.

Motores M256, M264 y M176

Los motores que mas destacan de la marca son los seis cilindros, compuestos por uno a gasolina y otro diesel. La versión a gasolina, cuya referencia dentro de Mercedes es M256, está auxiliada de un sistema eléctrico de 48V que entrega la energía a componentes como la marcha-alternador, la bomba de agua, y el compresor de aire. El motor se apoya en un compresor eléctrico para compensar el turbo lag. La potencia estará cerca de 408 hp y 500 Nm de torque, cifras similares al V8 actual.

El otro L6, propulsado por diesel es un bloque de aluminio que dispone de sincronización variable de válvulas y pistones de acero con cobertura en Nanoslide en las paredes de los clindros. Éste produce 313 hp, a diferencia de los 258 hp del motor que reemplaza, pero al mismo tiempo consumiendo 7% menos combustible.

l V8 de 4.0 litros y doble turbina nombrado internamente M176 produce más de 476 hp y 700 Nm de torque a tan sólo 2,000 rpm, y cuenta con sistema de desactivación de cilindros para volverlo un cuatro cilindros.

El motor de menor potencia, el cuatro cilindros de 2.0 litros conseguirá alrededor de 134 hp por litro. Dispondrá con turbos de doble entrada y una marcha-alternador de 48V conducida por correa.

Después de más de dos años de experiencia en el Clase S 500, en 2017, las versiones de gasolina del Clase S Facelift estrenarán los nuevos motores M256 y M176 que irán equipados con este nuevo filtro, un elemento que será incorporado progresivamente en las versiones de este combustible de modelos completamente nuevos, facelifts y en las nuevas generaciones de motores, como el nuevo motor de gasolina M264 de cuatro cilindros Turbo.

El filtro de partículas de los motores de gasolina consigue disminuir las emisiones de partículas finas de hollín, trabajando de forma similar a la tecnología de los diésel, en el que la corriente de gases de escape llega a un sistema de filtro de partículas, que en la renovada Clase S estará situado bajo el suelo del vehículo.

El filtro, con una estructura de panal de abeja con canales de entrada y salida alternativamente sellados, fuerza a que el gas de escape fluya a través de una pared filtrante porosa que atrapa el hollín. El filtro puede regenerarse continuamente bajo unas condiciones de conducción determinadas.

Mientras que Mercedes utiliza filtros de partículas cerámicas de carburo de silicio (SiC) en sus diésel, la tecnología de filtro de partículas para motores de gasolina se basa en la cordierita, un material de ciclosilicato de hierro y de magnesio que es más tolerante a las mayores temperaturas alcanzadas en un sistema de escape de gasolina, quemando las partículas cada vez que hay exceso de oxígeno en la corriente de escape, lo que suele suceder cada vez que se levanta el acelerador.

Este nuevo filtro no necesita mantenimiento en toda la vida útil del vehículo, está optimizado para la contrapresión añadida (de sólo 1,7 a 1,9 psi) tiene una alta eficiencia de filtración y es autorregulable.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.