Mercedes-AMG GT Black Series conquista a todos los aficionados del motor

Compartir en:

Exclusivo y perfecto, así es el Mercedes-AMG GT Black Series con el sello de Affalterbach. Un modelo biplaza cuyo rendimiento se ha ido elevando con el paso de los años en las versiones S, R y R PRO.

Esta increíble bestia insuperable está homologada para la circulación por carretera pese a sus rasgos especiales y su potencia. Exteriormente podemos destacar un capó con unas grandes entradas de aire y un enorme alerón trasero con una curiosa salida de escape sustituyendo al antiguo tubo central. Desde su primera aparición en el mercado, el Mercedes AMG GT ha sufrido unos considerables cambios en todos sus modelos recientes. Por ejemplo su parrilla panamerica es de mayor tamaño, al igual que un generoso splitter frontal, faldones laterales acompañados de aletines laterales, etc. Todo ello en una carrocería más ensanchada y con salidas de aire en los laterales.

Pero no solo el exterior es increíblemente impresionante. Debajo del capó del nuevo Mercedes-AMG Black Series se esconde el V8 más potente de la marca alemana. Un 4.0 biturbo que alcanza los 730 caballos a 6.900 vueltas, con un par máximo de 800 Nm disponibles entre las 2.000 y las 6.000. Junto a este increíble motor se le asocia una transmisión AMG Speedshift DCT 7G de doble embrague, reforzada para la causa y capaz de alcanzar los 325 km/h. Este cohete sobre asfalto es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y de 0 a 200 km/h por debajo de 9 seg.

Para poder hacer realidad estas cifras sin que el Mercedes-AMG sufra algún daño, la marca de la estrella ha incorporado un nuevo cigüeñal plano a este propulsor de cárter seco y sobre todo, ha reforzado su refrigeración con un nuevo radiador muy similar al de un GT3 de carreras. Fabricado en fibra de carbono para aligerar al máximo el interior, Mercedes ha creado un GT más y capaz de generar una gran carga aerodinámica en las curvas, especialmente sobre sus ruedas motrices, las traseras y una mayor adherencia en carretera. Cabe destacar que la suspensión del que lleva este Mercedes-AMG GT Black Series no es una cualquiera si no que es exclusiva, con un chasis AMG Ride Control especialmente calibrado para elevar su rendimiento en circuito, frenos carbocerámicos de grandes dimensiones para poder volar bajito con total seguridad.

Este Mercedes-AMG GT Black Series es la versión más completa hasta la fecha que Mercedes-AMG ha producido y la buena noticia es que la marca alemana aceptará pedidos del mismo en el último trimestre de 2020.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.