Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC Coupé

Compartir en:

El Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC Coupé fue presentado el pasado 28 de septiembre, justo antes de que el Salón de París abriera sus puertas. Se trata de la versión más potente realizada a partir del GLC Coupé, que cuenta con elementos de diseño distintivos, como buen AMG.

Bajo el capó encontraremos un motor V6 biturbo que entrega 367 CV de potencia máxima, llevada a las cuatro ruedas por medio de la tracción 4MATIC y a través de la nueva caja de cambios 9G-TRONIC. Está previsto que los pedidos se puedan realizar a partir del 6 de octubre, y las primeras unidades llegarán al mercado en el mes de diciembre.

Un diseño exterior que combina negro y cromo

Frente al Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, el Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC Coupé adquiere un frontal diferenciado, con un montante delantero más horizontal. También su estética es diferencial, con una parrilla de efecto diamante y pins cromados que se conjugan con una lama en negro brillante y cromado que enlaza el logo principal con los faros. Las tomas de aire y el splitter también van rematadas en cromo.

Siguiendo el mismo lenguaje, las llantas de aleación, de 19 pulgadas y cinco radios dobles, se presentan en color negro brillante y pulidas a alto brillo. Las dimensiones de neumáticos varían entre ejes: 235/55 R 19 en el tren delantero, 255/50 R 19 en el trasero. Opcionalmente se pueden montar llantas de 21 pulgadas en acabado bicolor.

En los frenos encontraremos discos de 360x36 mm en el eje delantero, con pinzas de cuatro émbolos, y discos de 320x24 mm en el tren trasero, con pinzas flotantes de un émbolo.

Ya en la zaga, los terminales de escape cromados y el faldón trasero son específicos de este AMG, mientras que los faros, divididos y estrechos, junto con el alerón, entroncan con la línea que marcó el Mercedes-Benz Clase S Coupé y a la que se remiten todos los actuales Mercedes-AMG.

Motorización y dinámica

El motor que monta es el ya conocido V6 biturbo de 3 litros, sobrealimentado por dos turbocompresores que elevan la presión hasta los 1,1 bar. En las camisas de los cilindros se ha utilizado el revestimiento Nanoslide que se emplea en la escudería Mercedes AMG Petronas, a fin de incrementar la resistencia al desgaste. En la inyección guiada múltiple se utiliza una presión de hasta 200 bar.

La caja 9G-TRONIC ha sido adaptada por los ingenieros de desarrollo de Mercedes-AMG, recortando la duración de los cambios de marcha. Además, la reducción directa múltiple que incorpora en el sistema de gestión permite recuperaciones más rápidas. Finalmente, la función de doble embrague consigue cambios más rápidos, en función del modo de conducción que se utilice: Sport, Sport Plus o Manual (con levas).

El tren de rodaje es específico de esta versión, y se basa en la suspensión neumática tricámara integral Air Body Control, incluyendo manguetas y articulaciones específicas de este modelo en la suspensión del tren delantero, que es de cuatro brazos. También se han recalculado los ángulos de caída, siendo ahora mayores en ambos ejes para beneficiar la dinámica transversal del vehículo.

Con el vehículo en movimiento, la suspensión se adapta a las diferentes situaciones, de modo que cuando se producen cambios de carga bruscos, al abordar curvas a alta velocidad, al acelerar o al frenar enérgicamente, se endurece la suspensión de forma selectiva en uno u otro eje, de manera que se reducen los movimientos de cabeceo y balanceo.

La dirección del Mercedes-AMG GLC 4MATIC Coupé trabaja con una desmultiplicación variable que se combina con una servodirección configurada en función de dos ajustes: Confort y Sport. Estos se eligen por medio de la selección de AMG Dynamic Select y sus cinco modos de conducción: Eco, Confort, Sport, Sport Plus, Individual.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.