Las luces de carretera automáticas: clave en la conducción

Compartir en:

Las luces de carretera automáticas adaptan el alcance de los faros al tráfico y evitan el deslumbramiento de los conductores que circulan en sentido contrario.

El sistema aumenta la seguridad de conducción en la oscuridad y contribuye a facilitar la tarea del conductor. El conductor no necesita accionar prácticamente el interruptor de la luz de carretera, y puede concentrarse en sus tareas de conducción.

El elemento central de las luces de carretera automáticas es la cámara delantera alojada en la unidad de mando en el techo, que registra lo que ocurre por delante del vehículo. Reconoce los vehículos que circulan en sentido contrario o por delante en el mismo carril, si llevan encendidas las luces, y calcula la distancia. Al circular fuera de núcleos de población se conecta automáticamente la luz de carretera si la vía está despejada.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.