El actual Mercedes Clase B

Compartir en:

El actual Mercedes Clase B inició su andadura comercial en 2011 y tras tres años a la venta, ya en 2014, fue sometido a un profundo restyling con el que no solo actualizó la mayor parte de sus características, también adoptó el lenguaje estético de sus compañeros de gama, encabezados por el Clase A. Un diseño más temperamental, un interior más moderno y personalizable y dos versiones propulsadas por fuentes de energía alternativas son sus principales bazas. Con esta actualización también llegó un cambio en la denominación de las diferentes opciones mecánicas.

Por fuera, el Clase B de Mercedes-Benz incorpora unos faros de nuevo diseño con LED integrado, llantas más prominentes y nuevos paragolpes. Se parece y mucho al Clase A y consigue una impresión a primera vista mucho más dinámica y como denominan en Mercedes, de 'deportividad refinada'. Sin duda se ve un producto con más empaque y más atractivo. Con sólo un vistazo, rápidamente uno se da cuenta que está ante un Mercedes de última generación.

Esto último es fundamental, pues recordemos que desde su introducción en el mercado han llegado nuevos candidatos al segmento de los monovolúmenes compactos de corte ‘premium’. Automóviles como el BMW Serie 2 Active Tourer, el primer vehículo de esta clase fabricado por la marca alemana y que además, también es su primer modelo equipado con un sistema de tracción delantera, como el Mercedes Clase B. Adicionalmente, está disponible en versión alargada con siete plazas y mayor capacidad de carga, en cuyo caso se denomina BMW Serie 2 Gran Tourer.

Puertas adentro ocurre lo mismo: el salpicadero y muchos detalles del interior del nuevo Mercedes Clase B son prácticamente idénticos a los de su hermano compacto. La calidad de acabados y de materiales es buena, como no puede ser de otra manera en una marca 'premium' como Mercedes. El nivel de personalización ha crecido, así como el equipamiento tecnológico disponible, dotando al interior de un aire mucho más moderno en general, incrementada esta sensación si optamos por el espectacular y algo estrafalario sistema de luz ambiental mediante LED's que pueden cambiar de color.

El espacio interior del nuevo Clase B es bueno tanto delante, como en las plazas traseras. A diferencia del resto de sus compañeros de gama, que pecan de una habitabilidad interior no demasiado destacable, el Clase B sí resulta amplio puertas adentro, a fin de cuentas, alguna ventaja tiene que tener este tipo de carrocería. El maletero también es amplio y muy aprovechable por sus formas homogéneas: alcanza los 1.547 litros de capacidad si abatimos los respaldos traseros, mientras que con cinco plazas disponibles, ofrece 488 litros. 

La gama diésel del Mercedes Clase B, que sin duda alguna es la más demandada y la que acapara la gran mayoría de las ventas en nuestro país, está compuesta por tres opciones mecánicas, todas bien conocidas en otros modelos de la estrella. La gama comienza con el B 180d de 109 CV (antes denominado B 180 CDI), siguiendo por el B200d de 136 CV (antes conocido como B 200 CDI) y como tope de gama diésel, el B 220d de 177 CV (antes B 220 CDI). Todos los modelos pueden equipar la caja automática de siete velocidades 7G-DCT, mientras que las dos versiones más potentes pueden incorporar también la tracción integral 4Matic, que mejora la capacidad de tracción en condiciones de baja adherencia.

En cuanto a los motores de gasolina del Mercedes Clase B, en estos momentos solo hay dos opciones entre las que elegir, que comienzan con el B 180 de 122 CV y terminan con el B 200 de 156 CV. Hasta hace poco también estaba disponible el B 220 con cambio automático y tracción 4MATIC y 184 CV  y el B 250, que llegaba a los 211 CV convirtiéndose en el modelo más prestacional, alcanzando los 100 km/h desde parado en sólo 6,8 segundos y una velocidad máxima de 240 km/h. Si bien, estos dos últimos propulsores de gasolina con 184 y 211 CV ya no están disponibles.

El que también es nuevo es el Mercedes B 200c que, como la variante de gasolina equivalente, ofrece 156 CV de potencia. La principal diferencia radica en que es posible emplear gas natural como fuente de energía. El motor trabaja por norma general quemando este gas, pero para garantizar su funcionalidad incluso cuando se agote el tanque principal, dispone además de un segundo depósito que le permite almacenar hasta 12 litros de gasolina.

Con la introducción del restyling, como gran novedad, Mercedes lanza una versión 100% eléctrica del Clase B, un modelo que mantienen las principales características de sus hermanos de gama equipados con propulsores de combustión interna convencionales. La principal novedad afecta al sistema de propulsión, pues en lugar de un motor térmico, recurre a una mecánica eléctrica capaz de generar una potencia máxima de 180 CV. Este propulsor, que como en el resto de la gama, propulsa exclusivamente las ruedas delanteras, trabaja junto a una batería de gran capacidad, que ofrece nada menos que 28 kWh.

De esta forma, puede presumir de ofrecer una de las autonomías entre cargas más elevadas del mercado de los eléctricos en España, pues homologa 200 kilómetros con una única carga. Para recargar por completo la batería empleando un enchufe convencional es necesario esperar más de una docena de horas, aunque es posible rebajarlo a tres adquiriendo el sistema de carga opcional que vende la marca. Y si los modelos normales rivalizan con un vehículo de BMW, el Mercedes Clase B Electric Drive hace lo propio con el BMW i3, al que supera en potencia, pero no en autonomía o prestaciones puras. Aquí puedes ver la prueba del Clase B Electric Drive.

Un buen comportamiento, un motor voluntarioso y unos acabados 'premium' son las tres patas sobre las que se sostiene el Mercedes Clase B 2016. Además, su equipamiento se ha visto mejorado con elementos como el Collision Prevention Assist Plus, que es capaz de detener el coche automáticamente en caso de emergencia, de serie en todos los acabados.

Por supuesto, pasando por caja, puede equipar numeroso equipamiento tanto de seguridad como de confort. Entre las opciones destaca el techo panorámico, la tapicería de cuero, el control de velocidad adaptativo, el sistema de navegación con pantalla de ocho pulgadas o el Paquete AMG Line, imprescindible para dar un punto dinámico extra al Clase B.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.