Audi A5 vs BMW Serie 4 y Mercedes C Coupé

Compartir en:

El coupé del segmento 'premium' de Audi se renueva. Quiere batir a sus dos rivales alemanes más duros. En esta comparativa del Audi A5 vs BMW Serie 4 y Mercedes C Coupé, comprobamos cuál es el mejor de los tres.

El coupé del segmento 'premium' de Audi se renueva. Quiere batir a sus dos rivales alemanes más duros. En esta comparativa del Audi A5 vs BMW Serie 4 y Mercedes C Coupé, comprobamos cuál es el mejor de los tres.

Hay una cosa sobre la que no hay discusión: estos tres coupés entran por los ojos. Son cautivadores. Son 'premium'. Y son caros, pero no inalcanzables. Comparativa: Audi A5 vs BMW Serie 4y Mercedes C Coupé.

Los diferencian sus diseños, pero dejemos de hablar del exterior y veamos qué esconden. ¿Cuál de estos tres bellezones es el más potente? Los probamos en este día soleado para comprobar si son algo más que una cara bonita. Empecemos con el Audi A5 Coupé. Aparte de su carrocería, hoy tenemos que hablar de su grandioso dos litros TFSI que, en combinación con la tracción integral, se pone por delante de sus rivales. En el 0 a 100 km/h es tres décimas más rápido que el BMW, casi un segundo más que el Mercedes. Y esto, de entrada, es toda una declaración de intenciones.

El cuatro cilindros turbo rinde 252 CV y 370 Nm de par. Hemos medido un consumo medio de 8,5 litros, el más tragón de la comparativa. Pero también es el más rápido: 5,7 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. La velocidad punta es de 250 km/h. Y también es el que antes se detiene: de 100 km/h a cero, solo requiere 34,1 metros. Los otros dos requieren, como poco, dos más. El A5 TFSI es sorprendentemente veloz y sube de vueltas con fuerza inusitada. Además, tiene un sonido fantástico que le sienta a las mil maravillas a este coupé. El motor armoniza con el excepcional cambio de doble embrague de siete velocidades: solícito, rápido y sin tirones.

Pero si uno busca puntos, débiles, los encuentra. Y en el caso de este Audi es su precio. Equipa cuero, amortiguadores adaptativos y navegador, entre otros elementos, y eso lo pone por encima de los 55.000 euros. Pasemos al BMW 430i Coupé. Aun cuando el 2.0 TFSI del Audi destaca en esta comparativa, tengo que decir que el de Múnich no se amilana con su mecánica: y es que su cuatro cilindros turbo, hará que los fans puristas de la marca se olviden de los seis cilindros. Al menos, acústicamente: porque este motor tiene un sonido poderoso y cautivador. Y sin llegar a ser demasiado ruidoso. Por decirlo de alguna manera, acaricia tus oídos. Un cuatro cilindros que hace que no echemos de menos el sonido de los tradicionales motores de seis de la marca. Rinde 252 CV con un par motor de 350 Nm. La velocidad máxima, como en sus rivales, está limitada a 250 km/h. Hemos medido seis segundos para pasar de 0 a 100 km/h, la segunda mejor marca en la comparativa. Donde logra el mejor dato es en consumo: 7,4 litros de media. 

Reacciona al acelerador de forma instantánea. Por eso no es necesario llevarlo alto de vueltas para sentir su poderoso empuje. Y eso aporta mucha diversión al volante. Y además, te permite jugar de forma controlada con la zaga. Eso no lo hace el Audi por su tracción integral, ni el Mercedes por su invasivo ESP. El 430i hace honor al reconocido dinamismo de la marca. Una dirección rápida y precisa, aplomo en curvas y, al mismo tiempo, un confort notable. Nuestro coche de pruebas, con mucho equipo extra, entre otros elementos cuero, navegador y chasis adaptativo, queda por encima de los 51.000 euros. 

Nos subimos al Mercedes C 300 Coupé. Pero antes, lo observamos detenidamente. Si uno se fija en su carrocería, parece un poco más pequeño que sus dos rivales. ¿Efecto óptico? Midámoslos para comprobarlo. El C 300 Coupé mide 4,686 metros de largo, eL 430i mide 4,638 y el A5, 4,673. Aunque el Mercedes sea el más largo, es el menos espacioso. Especialmenteem el maletero y la fila trasera.  En esto tiene mucho que ver su poca superficie acristalada. Uno se siente aquí dentro un poco encastillado. Pero en lo que este C 300 Coupé se pone muy por encima de sus rivales es en el apartado del confort. Eso tiene que ver con su excepcional suspensión neumática, y merece la pena pagar su precio, aunque sobrepase con holgura los 1.000 euros.

El resultado es que dan igual los baches de la carretera. Parece como si se los tragara. Conducirlo es un placer para los sentidos, porque aporta la máxima relajación al volante. Y eso es perfecto si realizas una conducción tranquila. Y si quieres un poco de dinamismo también responde bien.

Este coupé tiene el motor menos potente. El cuatro cilindros turbo rinde 245 CV y 370 Nm de par. La velocidad máxima es de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos. Hemos medido también un consumo de 8,3 litros. Nuestro coche de pruebas también supera los 50.000 euros, con extras como la suspensión neumática y el navegador, entre otros. 

Con esto finalizamos la presentación de datos y características. ¿Cuál es su opinión? Eso es lo importante.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.