Análisis en profundidad del Mercedes-Benz Citan

Compartir en:

El Mercedes-Benz Citan es un monovolumen que se plantea dos grandes objetivos, por un lado, reemplazar a la furgoneta compacta para el trabajo de la construcción y, por otro lado, estar pensada para la aventura.

El Mercedes-Benz Citan es un monovolumen que se plantea dos grandes objetivos, por un lado, reemplazar a la furgoneta compacta para el trabajo de la construcción y, por otro lado, estar pensada para la aventura.

La sensación de conducción es muy similar a primera vista a las de una furgoneta, nosotros hemos probado la versión de Mercedes-Benz Citan con diésel. Este cuenta con una caja de cambios de 5 velocidades, con un manejo sorprendentemente ligero y a una perfecta altura para la mano.

Es un monovolumen basado en una furgoneta, por lo que, si el diseño de estas no te gusta, entonces este no es tu coche, tampoco esconde sus orígenes como un Renault, ya que son bastante claros en el chasis a primera vista, también, se puede saber por la silueta del coche que es idéntica a la Kangoo, con un extremo posterior un tanto vertical y los lados de la puerta con esa banda negra tan característica.

El punto fuerte del Mercedes-Benz Citan es la parte trasera, que permite llevar cargas pesadas, donde el espacio está bien configurado, de tal forma que podrás sacar y meter la carga con total comodidad sin que haya ningún elemento de por medio que pueda dificultar la tarea o causar desperfectos en la carga.

En cuanto a accesorios y añadidos, puedes agregarles sensores de estacionamiento, también puedes conseguirlo con cristales de vidrio panorámico, también podrás incorporar espejos plegables e incluso almacenamiento extra. Una ventaja, económica, adicional es que consume realmente poco, con aproximadamente 60 litros y se pueden recorrer unos 600 km, por lo que su eficiencia está bien equilibrada en este tema (contando con que tenía muchísima carga).

Mercedes-Benz Citan cuenta con una gran reputación de dos marcas, por una parte, de la casa Mercedes y por la confianza que otorga esta y, por otra parte, por la capacidad y el motor que da la marca Renault que también es consistente.

Como curiosidad que, seguro que desconocían, los Mercedes-Benz Citan se hacen en la misma fábrica de los Renault Kangoo en el norte de Francia, mientras que los motores y cajas de cambios se utilizan en modelos a lo largo de las gamas Renault y Nissan, por lo que están probados y comprobados que son buenos y no deben dar ningún problema a la larga.

En cuanto a seguridad, el EURO NCAP lo ha probado 2 veces en 2013, dándole una calificación de 3 sobre 5 estrellas, aun así, Mercedes no quedo satisfecho y realizó algunos cambios inmediatos, para que, al testearlo de nuevo, consiguiera una calificación de 4 sobre 5. No está mal. Cuenta con control de estabilidad, 6 airbags y enganches de asiento infantil, aunque este último algo descuidado.

En definitiva, Mercedes-Benz Citan es un buen modelo de furgoneta para trabajar más que para viajar, con un precio y fiabilidad, lo poco que consume y su seguridad hace que sea un buen vehículo. Puedes encontrarlo en este enlace entre muchas versiones.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.