Acampamos en España con el Mercedes Benz Marco Polo.

Compartir en:

La primera impresión fue en verdad impactante. Botellas en el bar, comida en la nevera, botanas y refrescos en aparadores. Este coche es una cocina en movimiento. Ah… y hay un armario en la parte posterior. Una vez que se llena, estamos listos para partir. El asistente de Mercedes Benz encargado de mostrarnos el coche, dice que la conducción del Mercedes Benz Marco Polo es tan fácil en la ciudad como en las carreteras a lo largo y ancho del país.

La primera impresión fue en verdad impactante. Botellas en el bar, comida en la nevera, botanas y refrescos en aparadores. Este coche es una cocina en movimiento. Ah… y hay un armario en la parte posterior. Una vez que se llena, estamos listos para partir. El asistente de Mercedes Benz encargado de mostrarnos el coche, dice que la conducción del Mercedes Benz Marco Polo es tan fácil en la ciudad como en las carreteras a lo largo y ancho del país.

La primera impresión, una vez en movimiento es que, el vehículo alcanza fácilmente altas velocidades a pesar de no ser un auto muy ligero y de ir cargado hasta el techo.

¿Cómo es el Mercedes Benz Marco Polo?

Esta camioneta está equipada con el más reciente motor turbo diésel de la marca alemana, lo que nos permite ir hasta 200 kilómetros por hora, por supuesto beneficiándonos de todo el equipamento de seguridad a que nos tiene acostumbrados Mercedes Benz en sus lanzamientos.

El Mercedes Benz Marco Polo es fácil de manejar. Más que fácil resulta placentero conducirlo, por lo que estamos pasando un muy buen rato. Hemos recorrido cerca de 140 kilómetros y el coche no muestra señales de fatiga. Aun faltaran más de 300 kilómetros para llegar a la playa y el conductor aún parece disfrutar de la conducción.

En el interior, el espacio es suficiente para que los pasajeros separen los brazos y disfrute de la brisa y del olor de la sal del mar que ya se aproxima. Se aproxima la hora de la cena y por supuesto ya se empieza a preparar la cena en la parte trasera. El Mercedes Benz Marco Polo tiene cocina incorporada. El coche sabe cuál es su oficio y está preparado para cumplirlo.

La noche se aproxima, pero esto no es asunto que deba preocuparnos. Afortunadamente, el Marco Polo viene con equipo de campaña para el aire libre en la configuración más básica. Pero lo primero es lo primero. Vamos a cenar antes de establecer el campamento.

Al final del atardecer, el final perfecto para una cena perfecta. Con un vaso de vino en su mano y cuando ya se ha instalado la noche, la asistente de la marca, prefiere pasar la noche en el coche. Con la simple pulsación de un botón, el Mercedes Benz Marco Polo extiende la zona de dormitorio superior, por lo cual no habría necesidad de construir la tienda de campaña que viene como equipamento del coche. Sin embargo, algunos suelen disfruta la experiencia al aire libre. Para ambos gustos hay opción en el Marco Polo.

El dormitorio del Mercedes Benz Marco Polo puede acomodar fácilmente hasta cuatro personas. Dos arriba y dos abajo. Igualmente tendríamos espacio en el interior para instalar el equipo de campaña si así lo desean.

De falta de espacio no sufre este vehículo, que en verdad se debe sentir un poco incómodo en la ciudad. Poco después de la salida del sol, el café y el desayuno ya están listos.

Confesamos que no pudimos hacer bien nuestro trabajo. Nos queda la tarea pendiente de informarles las características del motor, la transmisión, el rendimiento en carretera etc. La verdad es que estando a bordo del Mercedes Benz Marco Polo, la comodidad, la comida, el buen dormir… en fin. El disfrutar de la vida y del ocio impide cualquier otra actividad. Pero prometemos en una próxima entrega ofrecerles un informe técnico como aquellos que acostumbramos cuando probamos un vehículo.

Para los que no puedan esperar, la ficha técnica completa, así como las hermosas imágenes del interior del Mercedes Benz Marco Polo están a su disposición tan solo pinchando aquí.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.